¿Qué es la AEROTERMIA?

El aire exterior, incluso cuando hace frío y las temperaturas son bajas, se puede aprovechar para calentar la casa, puede parecer extraño, pero las calorías presentes en el aire son una fuente de energía natural para generar calor. A esta energía se la conoce como AEROTERMIA.

La AEROTERMIA se basa en extraer energía gratuita del aire exterior mediante una bomba de calor de alta eficiencia, y la cede al agua que se aporta al sistema de calefacción y agua caliente sanitaria.

¿Cómo funciona la AEROTERMIA?

Una bomba de calor aspira el aire del exterior y recupera las calorías presentes en el, transformando esta energía en calor y la transfiere al circuito de calefacción de la casa.

La energía no se produce, sino que se traslada desde el ambiente exterior a la vivienda, utilizando un sistema de bomba de calor aire-agua.

En invierno su sistema termodinámico aumenta la temperatura del agua y hace circular el calor en el hogar a través del Suelo Radiante, Radiadores o fancoi. Asegura un confort óptimo en la vivienda.

Solo hay que seleccionar la temperatura que más nos convenga.

La bomba de calor de AEROTERMIA se instala en el exterior de la casa, no plantea restricciones de instalación relacionados con el terreno y en el interior un modulo asegura la regulación del confort y la gestión del circuito hidráulico así como de la producción del agua caliente sanitaria.

Se utilizan en viviendas unifamiliares, pequeños y medianos edificios que dispongan de emplazamientos para la unidad exterior.

Este sistema es capaz de ahorrar cerca del 80% de la energía requerida por la instalación. El rendimiento de la instalación es excepcional y por cada kw consumido la AEROTERMIA es capaz de multiplicar hasta por 5 su poder calorífico. Consiguiendo un importante ahorro en la factura eléctrica.

Ventajas de la AEROTERMIA

  • La AEROTERMIA está incluida dentro del grupo de las energías procedentes de fuentes renovables según la Directiva Europea 2009/28 CE.
  • Protege el medio ambiente. Las calorías del aire son una energía limpia e inagotable.
  • La bomba de calor no emite CO2.
  • Rendimiento muy alto.
  • Ahorro energético, permite ahorrar hasta un 80% comparado con otros sistemas tradicionales.
  • Adaptable a instalaciones ya existentes.
  • Requiere poco espacio.
  • No se necesitan chimeneas de evacuación de humos ni depósitos de combustibles.
  • Mantenimiento casi inexistente.
  • No existe riesgo en el entorno familiar ya que no hay emisiones contaminantes nocivas para la salud, depósitos de combustibles ni quemadores.
  • La instalación de los equipos es sencilla, pero siempre tiene que ser realizada por un profesional.

Puntos a tener en cuenta

  • La inversión inicial es elevada en comparación a un sistema convencional.
  • El periodo de amortización es entre 2 a 3 años.
  • La ubicación de la unidad exterior (estética, ruido..)
  • Ahorro energético
    • Combinado con suelo radiante hasta el 60%
    • Con radiadores hasta el 30%

Selecciona otra energía renovable:

Suelo radiante Geotermia Biomasa