¿Qué es el  SUELO RADIANTE?

Se denomina SUELO RADIANTE al sistema de calefacción por agua caliente que emite el calor por la superficie del suelo, mejorando la calidad del ambiente y logrando un mayor grado de confort, con una temperatura ambiente aproximadamente 2ºC más baja en comparación con otros sistemas.

El calor, proporcionado por este sistema de climatización radiante, actúa directamente sobre el cuerpo, sin necesidad de calentar previamente el aire de la habitación. Se  logra el efecto de cabeza fría y pies calientes tan beneficioso para la salud.

Este sistema permite que toda la superficie de la vivienda pueda ser utilizada para calentar cada habitación y generar un ambiente saludable.

El uso de un sistema de calefacción por SUELO RADIANTE en combinación con fuentes de energía renovable permite ahorrar hasta un 90% de energía en comparación con los sistemas de calefacción convencionales.

¿Cómo funciona un sistema de SUELO RADIANTE?

La calefacción por SUELO RADIANTE es signo de confort, ya que la temperatura del aire a la altura de los pies es ligeramente superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza.

Su instalación es sencilla ya que se utilizan elementos  prefabricados sobre los que se disponen las tuberías en forma de serpentín, doble serpentín o espiral  y por los que hacemos circular agua caliente procedente de un sistema de generación de calor.

¿Por qué el SUELO RADIANTE es un sistema eficiente?

Razones por las que un sistema de calefacción por SUELO RADIANTE es eficiente, tanto desde el punto de vista económico como de confort.

  • Emplea una temperatura de impulsión de agua muy baja (30-45ºC) con respecto a los sistemas tradicionales de radiadores (80-85ºC) .
  • Al tratarse de un sistema de baja temperatura, se consiguen grandes ahorros combinándolo con sistemas de generación de calor eficientes; como la aerotermia, geotermia, calderas de baja temperatura o condensación y energía solar térmica.
  • Con un sistema de bomba de calor, se puede utilizar como suelo refrescante en verano.
  • Respeto por el medio ambiente, debido a su bajo consumo.
  • Sistema que proporciona un gran confort, al eliminarse por completo las molestias ocasionadas por los demás sistemas de climatización (corrientes de aire, sequedad etc.)
  • Ventaja al eliminar la necesidad de limpiar la suciedad acumulada en los radiadores y tuberías vistas, así como las manchas en las paredes por efecto del aire caliente

¿Qué debemos tener en cuenta?

Es conveniente tener en cuenta algunas consideraciones:

  • En combinación con sistemas de calor eficientes, requiere de una inversión inicial alta, con respecto a otros sistemas de calefacción (como radiadores), pero con retorno de la inversión a corto plazo.
  • Es un sistema adecuado para trabajar de forma continua, ya que son sistemas con elevada inercia térmica, es decir, que no es conveniente en lugares en los que se prevé apagar y encender la caldera todos los días.

Ventajas del SUELO RADIANTE

  • Económico; Es una de las ventajas más evidentes, consiguiendo ahorros de entre el 25 y el 30% sobre otros sistemas tradicionales en viviendas, oficinas, etc. En grandes locales los ahorros pueden llegar hasta el 50-60%, llegando hasta el 75-80%, cuando lo combinamos con energías renovables como geotermia, solar, biomasa.
  • Saludable; Debido a su funcionamiento a baja temperatura no se generan corrientes de aire caliente que resequen el ambiente, evitando el movimiento de polvo y microorganismos en el ambiente. Es además el único sistema recomendado por la OMS (Organización Mundial de la salud).
  • Seguro y Limpio; Elimina los riesgos de quemaduras por altas temperaturas en los radiadores o otros sistemas y el ensuciamiento de paredes en la parte superior y en partes inaccesibles de los mismos.
  • Confortable; Son los que se ajustan al perfil optimo de temperaturas del cuerpo humano, proporcionado el máximo confort.
  • Integrable; Con cualquier tipo de revestimiento de suelo (madera, mármol, cerámico, moqueta, etc.)
  • Temperatura Uniforme; Debido a que toda la superficie del suelo irradia de manera uniforme el calor, evita las zonas frías características de otros sistemas convencionales.
  • Invisible; No se ve, solamente se siente su confort. No necesita elementos invasivos en el ambiente a calefactar como radiadores, convectores, etc. No condicionando la decoración y dejando más espacio libre para los muebles.
  • Fiable; Debido a la alta calidad de los materiales empleados en el aislamiento, las tuberías y la ausencia de empalmes el riesgo de averías es prácticamente nulo.

Selecciona otra energía renovable:

Suelo radiante Geotermia Biomasa